Bilingüe Español Taxonomía y Evolución

Triantha occidentalis es una nueva especie de planta carnívora

Entre hojas y flores, el pedúnculo de esta planta funciona como una pegajosa trampa atrapa insectos

This post is also available in: English

You can listen to this page as an audio file.

Al cortar rosas, uno debe tener cuidado de los aguijones en sus tallos. Algunos insectos pequeños deben ser extremadamente cuidadosos al acercarse a las flores de Triantha occidentalis, ya que pueden quedar atrapados entre sus tricomas glandulares y terminar como suplemento alimenticio.

La especie T. occidentalis, que crece en el occidente de Norteamérica, desde California hasta Alaska, pertenece a la familia Tofieldiaceae, del orden Alismatales. Desde julio hasta septiembre, cuando florece, su tallo floral hace mucho más que simplemente sostener flores.

Plantas de Triantha occidentalis con inflorescencias pegajosas capaces de atrapar insectos, creciendo entre otras plantas carnívoras en un pantano del parque Cypress Provincial, en Columbia Británica, Canadá. Crédito de imagen: Danilo Lima.

Los investigadores habían observado que varios ejemplares de herbario de T. occidentalis tenían pequeños insectos adheridos a sus pedúnculos, por las secreciones pegajosas de la planta, pero no le habían dado mayor importancia hasta ahora.

En 2016, un estudio filogenético reportó que, al igual que otras plantas carnívoras, T.occidentalis carecía de genes necesarios para el funcionamiento del complejo de la NADH deshidrogenasa. Este hallazgo generó la sospecha en los investigadores de que T. occidentalis podía ser una especie amante de los insectos. Por esta razón, Qianshi Lin de la Universidad de British Columbia (UBC, por sus siglas en inglés) y sus colegas de UBC y de la Universidad de Wisconsin-Madison decidieron investigar su aparente naturaleza carnívora.

En la reciente publicación de su trabajo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los autores reportan que T. occidentalis es una verdadera planta carnívora. Los análisis isotópicos de hojas, tallos y frutos revelaron que las plantas absorbieron y transportaron el nitrógeno-15 de las moscas atrapadas y enriquecidas con el isótopo. Además, los exudados de los tricomas del pedúnculo de la planta contenían fosfatasa, una enzima característica en las plantas carnívoras que no necesitan de otros organismos para digerir a sus presas.

Aunque existen varios tipos de carnivoría, para que una planta se considere verdaderamente carnívora, debe tener estructuras para atraer, atrapar o descomponer los tejidos de sus presas. La presencia de la enzima fosfatasa en T. occidentalis y la evidencia de que el nitrógeno de las moscas llega a varias partes de la planta, en conjunto, hacen que T. occidentalis se considere una planta carnívora.

La habilidad de absorber nutrientes de sus presas implica que existe una ventaja en términos de crecimiento o reproducción. En T. occidentalis, “la mayoría o todo el N temporalmente almacenado en los tejidos de tallo y fruto migran a las raíces/rizoma, los únicos sitios de almacenaje que perduran al año siguiente”, escriben en su publicación Lin y sus colegas, llevándolos a concluir que “64% del N foliar de Triantha proviene de la carnivoría de los años anteriores”.

Estos hallazgos son importantes a diferentes escalas. En las monocotiledóneas solo se habían reconocido plantas carnívoras en el orden Poales. Ahora, tanto el orden como la familia a la que T. occidentalis pertenecen se agrega a la lista de los linajes de plantas en donde se ha confirmado la carnivoría.

El descubrimiento de carnivoría en T. occidentalis no solo refleja que la carnivoría puede evolucionar de forma independiente en distintos linajes de plantas. También nos muestra, como notan las autores, que “aún queda mucho que aprender sobre la ecología de especies individuales de plantas, incluso en floras bastante conocidas”.

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN:

A new carnivorous plant lineage (Triantha) with a unique sticky-inflorescence trap Qianshi Lin, Cécile Ané, Thomas J. Givnish, Sean W. Graham Proceedings of the National Academy of Sciences Aug 2021, 118 (33) e2022724118; DOI: 10.1073/pnas.2022724118


Patrick Gibson se graduó con honores en Ciencias Biológicas de la Arkansas State University Campus Querétaro. Está interesado en las diferentes facetas de la botánica y le gusta compartir con otras personas su fascinación por las plantas y la ciencia. Síguelo en Twitter @pgibsonc.


Traducción al español de Lorena Villanueva Almanza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.